Ir al contenido principal

Conocer palabras: libar arrebol y amplexo. Natipalabras


¡Hola! soy Natalia Castrejón y esto es NatiPalabras

[En este video] les cuento los significados de tres palabras: libar, arrebol y amplexo

Comenzaré con libar, que significa “sorber suavemente el jugo de las flores”, esto lo hacen, especialmente las abejas. El  término me encanta porque define algo muy específico, una acción muy detallada. Otro de los  significados de libar es “gustar un licor paladeándolo”. 


Hace un tiempo vi un letrero que decía algo como “al mezcal se le dan besitos, no tragos” … por lo cual otra forma de decir esto sería “al mezcal se le liba, no se le dan tragos”.



Algunos sinónimos de libar son:  sorber, succionar y paladear. 

Ahora vamos con arrebol. Arrebol es un color rojo, especialmente el de las nubes y otras cosas cuando las ilumina el sol del amanecer o del ocaso. A mí me encantan esos cielos arrebolados que parecen cuadros pintados, ¿a ustedes? 



Otro de los significados de arrebol es color rojo que se usa para maquillar las mejillas; es decir es arrebol es equivalente a chapitas, blush o colorete. 


Esta palabra la conocí en el cuento “La Señorita Cora, del escritor Julio Cortázar. El relato  es sobre Pablo, un adolescente que tiene que ser operado de apendicitis y a quien, inicialmente le gusta la enfermera que lo atiende. Cuando la ve se pone nervioso, se le arrebolan las mejillas. Este cuento me sorprendió mucho porque el narrador de la historia cambia de la nada. Puede estar narrando la enfermera y de pronto, así nadamaás, el joven protagonista. Les leo un fragmento del cuento: 

“Y sí, son siempre lo mismo, una los acaricia, les dice una frase amable, y ahí nomás asoma el machito, no quieren convencerse de que todavía son unos mocosos ... tan tiernito el pobre con esa carucha arrebolada, maldito calor que me sube por la piel, cómo podría hacer para que no me pase eso, a lo mejor respirando hondo antes de hablar, qué sé yo”.

Finalmente, les cuento sobre Amplexo; este es un sinónimo de abrazo, pero en lenguaje poético. Esta palabra la conocí en el libro “Funderelele y más hallazgos de la lengua” de Laura García Arroyo. Ella es conductora del programa de televisión “La Dichosa Palabra”, de Canal 22, en México). 

En el libro ella cuenta el significado de 71 palabras que definen cosas muy comunes, como amplexo, pero que son poco utilizadas. Les recomiendo leer este libro porque tiene ilustraciones color pastel que ejemplifican las definiciones y las anécdotas de cada palabra son de una hoja de extensión, en la mayoría de los casos; además el lenguaje que usa Laura es ameno y estoy segura de que les provocará algunas risas. 

Finalmente, para poner en práctica estas TRES palabras, he creado esta minihistoria

Ella y él se conocieron un bar mientras libaban mezcal; se gustaron, platicaron y a ambos se les arrebolaron las mejillas. La noche terminó con un amplexo como promesa de que volverían a verse. 

Los reto a crear una minihistoria o ya de perdida una frase con una de estas palabras o con las tres, si se animan. 

Eso es todo hasta las próximas

NatiPalabras


Fuentes de información: 

Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española
Información recuperada el 8 de octubre de 2019

Diccionario del español de México - Colegio de México (Colmex)


Sinónimos de libar:

Imágenes obtenidas de pixabay y buscador de Google.

Nota: tomé parte de la canción "Shining in the Dark" de Cienfue para la introducción y conclusión de este video.




Comentarios

Entradas populares de este blog

La mujer que nació tres veces de Sandra Frid Reseña por Natalia Castrejón

Entre desnudos, poesías, gatos, pinturas, placeres y el mar vivió Nahui Olin, una mujer mexicana que decidió cómo vivir  y con quién compartirse afectiva y sexualmente durante el siglo pasado. Con sus ojos verdes memorables, esta mujer inteligente, vivió un México posterior a la Revolución Mexicana: empolvado y manejado por hombres. Esta es una reseña de La mujer que nació tres veces, novela de Sandra Frid editada por Planeta y publicada en 2019, que permite imbuirse en la vida de aquella mujer enigmática y rebelde cuyas creaciones artísticas fueron menospreciadas.  A través de 246 páginas, Sandra Frid, narra de la niñez a la vejez de Nahui, en todas estas etapas Olinescas es constante la audacia y desenfreno cubierto de libertad. Gocé con Nahui sus encuentros sexuales, admiré su determinación para presentarse sin ropa, sufrí la pérdida de su vida anhelada en la calma del mar, con su capitán, y cuestioné sus formas inusuales, la cuestioné a ella. Ahora comparto

Recomendaciones de la fotoperiodista y emprendedora mexicana Lucía Flores Mejía

Por Natalia Castrejón Vive las historias en primera fila y las cuenta, le gustan especialmente las de la gente menos favorecida, las visibiliza para que no se queden en el olvido. Hace fotoperiodismo , retrata la vida, ella es Lucía Flores Mejía (Instagram:  @lufm_   Twitter:  @lu_fm   ). Lucía Flores Mejía en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. 22 de octubre 2018. Foto por Natalia Castrejón. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). A sus 25 años es fundadora y coordinadora de contenido en Obturador MX, una agencia de fotografía y video que da información en tiempo real del acontecer noticioso de la Ciudad de México. En 2016 fue a Cuba a cubrir el funeral de Fidel Castro y este 2018 trabajó 25 horas seguidas para fotografiar el triunfo electoral del presidente electo Andrés Manuel López Obrador. Éstas son las recomendaciones sobr