Ir al contenido principal

19S: la incertidumbre de una hija y su madre


Por Natalia Castrejón; 2019/9/19/jueves. 

Angélica y su madre, de 78 años de edad, tuvieron que abandonar su hogar e instalarse en un albergue porque debido al sismo del 19 de septiembre de 2017 (19S) su departamento se quedó sin agua. Aunque su vivienda, ubicada en la unidad habitacional “Tepozanes” en Los Reyes Acaquilpan, Estado de México es habitable, ellas no tienen fuerzas ni dinero suficiente para abastecerse del vital líquido. 

NOTA: el 4 de octubre de 2017 visité el centro deportivo de la Alcaldía Benito Juárez en la Ciudad de México. En ese momento el lugar funcionaba como un albergue para los afectados por el sismo de 7.1 grados Richter ocurrido el 19 de septiembre de ese año, a las 13:14 horas (2) que dejó 369 muertos y más de 7.000 heridos en todo México (1). Ahí conocí a Angélica quien me contó las dificultades por las que pasaba; a casi dos años del encuentro comparto la historia. 


 04 de octubre de 2017, 18:30 aproximadamente. Los alrededores del Centro Deportivo Benito Juárez. 

Angélica trabaja como intendente de la línea 12 del Metro de la Ciudad de México y cuida a su madre, a quien severos dolores en las piernas le complican la vida y caminar. Esta mujer de aproximadamente 50 años de edad y 1.50 metros de estatura indicó que debido a que la mayor parte del día está en su trabajo y que pasa cerca de cinco horas en el transporte público, no ha asistido a las juntas vecinales para saber qué sucederá con su unidad habitacional

“Es triste ver que solo nos tenemos la una a la otra” comenta Angélica, quien tiene poco trato con sus vecinos y no tiene a nadie más a quien recurrir que su mamá. La mujer de pelo negro cano comparte que han ocurrido peleas entre vecinos que tratan de conseguir pipas suministradoras de agua y banquetas levantadas circundan su colonia; ante este escenario, las respuestas del gobierno para solucionar las problemáticas han sido deficientes. 

Angélica no sabe qué pasará con su departamento ni con su futuro, pero lejos de su casa, frente al centro Deportivo de la Delegación Benito Juárez que funciona como albergue para los afectados por el sismo, bajo lonas azules y rojas que cubren víveres y ropas, obtuvo unas alpargatas beige, un poco de ayuda que tal vez amenice su camino, a pesar de la incertidumbre que le dejó el 19S


NOTA FINAL: no sé qué fue de la señora Angélica y su madre; deseo que estén bien. 

Fuentes de información: 

(1) Vázquez, I. (2019). 19S: Dos años. Recuperado el 19 de septiembre de 2019 de https://noticias.canal22.org.mx/2019/09/19/19s-dos-anos/



(2) Criales, J.P. (2019). Las heridas del 19-S que perduran dos años después. Recuperado el 19 de septiembre de 2019 de 


Comentarios

  1. Excelente reportaje, deberías hacer un reportaje de los niños con cáncer del INP

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Conocer palabras: libar arrebol y amplexo. Natipalabras

¡Hola! soy Natalia Castrejón y esto es NatiPalabras .  [En este video ] les cuento los significados de tres palabras : libar , arrebol y amplexo .  Comenzaré con libar , que significa “sorber suavemente el jugo de las flores”, esto lo hacen, especialmente las abejas. El  término me encanta porque define algo muy específico, una acción muy detallada. Otro de los   significados de libar es “gustar un licor paladeándolo”.  Hace un tiempo vi un letrero que decía algo como “al mezcal se le dan besitos, no tragos” … por lo cual otra forma de decir esto sería “al mezcal se le liba, no se le dan tragos”. Algunos sinónimos de libar son:  sorber, succionar y paladear.  Ahora vamos con arrebol . Arrebol es un color rojo , especialmente el de las nubes y otras cosas cuando las ilumina el sol del amanecer o del ocaso. A mí me encantan esos cielos arrebolados que parecen cuadros pintados, ¿a ustedes?  Otro de los significados de arrebol es color

La mujer que nació tres veces de Sandra Frid Reseña por Natalia Castrejón

Entre desnudos, poesías, gatos, pinturas, placeres y el mar vivió Nahui Olin, una mujer mexicana que decidió cómo vivir  y con quién compartirse afectiva y sexualmente durante el siglo pasado. Con sus ojos verdes memorables, esta mujer inteligente, vivió un México posterior a la Revolución Mexicana: empolvado y manejado por hombres. Esta es una reseña de La mujer que nació tres veces, novela de Sandra Frid editada por Planeta y publicada en 2019, que permite imbuirse en la vida de aquella mujer enigmática y rebelde cuyas creaciones artísticas fueron menospreciadas.  A través de 246 páginas, Sandra Frid, narra de la niñez a la vejez de Nahui, en todas estas etapas Olinescas es constante la audacia y desenfreno cubierto de libertad. Gocé con Nahui sus encuentros sexuales, admiré su determinación para presentarse sin ropa, sufrí la pérdida de su vida anhelada en la calma del mar, con su capitán, y cuestioné sus formas inusuales, la cuestioné a ella. Ahora comparto

Recomendaciones de la fotoperiodista y emprendedora mexicana Lucía Flores Mejía

Por Natalia Castrejón Vive las historias en primera fila y las cuenta, le gustan especialmente las de la gente menos favorecida, las visibiliza para que no se queden en el olvido. Hace fotoperiodismo , retrata la vida, ella es Lucía Flores Mejía (Instagram:  @lufm_   Twitter:  @lu_fm   ). Lucía Flores Mejía en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. 22 de octubre 2018. Foto por Natalia Castrejón. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). A sus 25 años es fundadora y coordinadora de contenido en Obturador MX, una agencia de fotografía y video que da información en tiempo real del acontecer noticioso de la Ciudad de México. En 2016 fue a Cuba a cubrir el funeral de Fidel Castro y este 2018 trabajó 25 horas seguidas para fotografiar el triunfo electoral del presidente electo Andrés Manuel López Obrador. Éstas son las recomendaciones sobr