Ir al contenido principal

Revista deliciosa cual pastel y difusión de la lectura


Texto y fotografía por Natalia Castrejón 

Deliciosa, cual pastel o helado, debe ser la revista que yo cree, como proyecto final, según María Eugenia Ávila Urbina, mi maestra de diseño editorial; el objetivo es que sea consumida: innovación y calidad es lo que pide. 

En sus amables clases, la lectura y su difusión han sido temas recurrentes; ¿cómo hacemos que la gente empiece a leer y que se emocione al hacerlo? y ¿cuál es una lectura de calidad? son cuestionamientos retadores que ha planteado la docente. 

Ávila Urbina ha aceptado que existe una crisis editorial que supone empleos absorbentes y falta de lectores; para hacerle frente propone a los estudiantes ofrecer contenidos de calidad. El por qué de esta naticia es que sus clases me han inspirado.

¿Les gusta leer, lectores naticiosos?, ¿qué leen?

----

“¿Cómo hacemos que la gente empiece a leer?” fue una de las preguntas que la comunicóloga María Eugenia Ávila Urbina hizo a su grupo de estudiantes de diseño y creación editorial en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Durante la sesión del 13 de agosto la profesora indicó que ante la crisis editorial existente, hay que “incidir en que haya más demanda”, pues la oferta de publicaciones la supera. 

Costos elevados, migración a medios digitales y eliminación de puestos de trabajo fueron algunas de las causas de esta crisis que los aproximadamente 30 estudiantes identificaron. La docente enfatizó las complejas condiciones laborales de la actual industria editorial: son requeridas más habilidades y tiempo; prácticamente estar disponible los siete días de la semana, todo el día.

María Eugenia Ávila resaltó la importancia de conocer al público al que se dirigirán las publicaciones para que se les ofrezcan contenidos que necesiten y sugirió a los estudiantes, cuyo proyecto final es crear una revista, buscar temáticas poco explotadas. 

Cuentacuentos e interés por leer

Mary Paz Pérez, una de las alumnas de Ávila Urbina, compartió que cuando cursaba la primaria algunos cuentacuentos visitaron su escuela; de ellos escuchó historias que despertaron su interés y el de sus compañeros por la lectura. La estudiante recordó que después de las presentaciones, niños y niñas, hacían fila para conseguir los libros en que que estaban contenidos los relatos que les habían presentado. 

María Eugenia Ávila coincidió con los asistentes a la clase en que que para fomentar la lectura se requiere un guía que presente contenidos diverso y que considere los intereses de los potenciales lectores. La profesora opinó que hay que acercarse con respeto a la gente que se inicia en la práctica lectora y pedirles que se esfuercen para elevar el nivel de complejidad de esta actividad; “aunque te digan que no pueden más, pídeles más” sugirió. 

Contrario a la creencia popular de que leer es una pérdida de tiempo, Ávila Urbina indicó que esta actividad permite “vivir las mil vidas que no vas a poder vivir” y comentó que hacerlo de forma colectiva y en voz alta es enriquecedor. 




Para la también maestra en Ciencias con especialidad en Investigaciones Educativas por el Instituto Politécnico Nacional (México), los libros acompañan; en su caso “El cuerpo en que nací” de la escritora mexicana Guadalupe Nettel fue su compañero durante una estancia de investigación en España, donde estuvo sola, hace algunos años. 

“¿Hay literatura chatarra?”, “¿qué es lectura y qué no?” fueron preguntas que la maestra realizó durante la clase, quien también recomendó a sus estudiantes “refrescar” lo que leen y abrirse a otros temas para no estancarse. 

Leer no siempre es una opción

3.3 libros es el promedio de libros leídos por los mexicanos en un año según un reporte del Módulo sobre Lectura(Molec) 2019 que hizo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). La institución indicó que las principales razones por las que la población no lee son falta de tiempo y de interés. 
  
Otros factores que evitan que los mexicanos lean, son sus condiciones económicas y educativas, mencionaron Ávila Urbina y estudiantes, quienes tomaron de referencia los artículos “Un debate inexistente en México: ¿Quién define lo que es leer?” y “La vida no es color de rosa: Las mentiras sobre la lectura” del investigador Gregorio Hernández Zamoraque explora cuestiones de desigualdad educativa y las conexiones entre lengua, cultura y cognición

Dicho investigador planteó en 2002 que las altas esferas intelectuales, “políticas, educativas y económicas, desde su posición de poder, asumen que las masas no leen: ni saben, ni les gusta, ni les interesa” (1). El investigador enfatizó que las circunstancias de vida influyen en las prácticas de lectura y leer por placer no es una opción para mucha gente: pobreza y violencia, entre otros factores, son limitantes. 

Fuentes de información: 

Hernández, Z. G. (2002). Un debate inexistente en México ¿Quién define lo que es leer? La Jornada: https://www.jornada.com.mx/2002/09/01/mas-gregorio.html 

Inegi. (2019). POBLACIÓN LECTORA EN MÉXICO CON TENDENCIA DECRECIENTE EN LOS ÚLTIMOS CINCO AÑOS.  Recuperado el 13 de agosto de 2019, de 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Conocer palabras: libar arrebol y amplexo. Natipalabras

¡Hola! soy Natalia Castrejón y esto es NatiPalabras .  [En este video ] les cuento los significados de tres palabras : libar , arrebol y amplexo .  Comenzaré con libar , que significa “sorber suavemente el jugo de las flores”, esto lo hacen, especialmente las abejas. El  término me encanta porque define algo muy específico, una acción muy detallada. Otro de los   significados de libar es “gustar un licor paladeándolo”.  Hace un tiempo vi un letrero que decía algo como “al mezcal se le dan besitos, no tragos” … por lo cual otra forma de decir esto sería “al mezcal se le liba, no se le dan tragos”. Algunos sinónimos de libar son:  sorber, succionar y paladear.  Ahora vamos con arrebol . Arrebol es un color rojo , especialmente el de las nubes y otras cosas cuando las ilumina el sol del amanecer o del ocaso. A mí me encantan esos cielos arrebolados que parecen cuadros pintados, ¿a ustedes?  Otro de los significados de arrebol es color

La mujer que nació tres veces de Sandra Frid Reseña por Natalia Castrejón

Entre desnudos, poesías, gatos, pinturas, placeres y el mar vivió Nahui Olin, una mujer mexicana que decidió cómo vivir  y con quién compartirse afectiva y sexualmente durante el siglo pasado. Con sus ojos verdes memorables, esta mujer inteligente, vivió un México posterior a la Revolución Mexicana: empolvado y manejado por hombres. Esta es una reseña de La mujer que nació tres veces, novela de Sandra Frid editada por Planeta y publicada en 2019, que permite imbuirse en la vida de aquella mujer enigmática y rebelde cuyas creaciones artísticas fueron menospreciadas.  A través de 246 páginas, Sandra Frid, narra de la niñez a la vejez de Nahui, en todas estas etapas Olinescas es constante la audacia y desenfreno cubierto de libertad. Gocé con Nahui sus encuentros sexuales, admiré su determinación para presentarse sin ropa, sufrí la pérdida de su vida anhelada en la calma del mar, con su capitán, y cuestioné sus formas inusuales, la cuestioné a ella. Ahora comparto